Pensamiento positivo en la Era Digital




“La manera en que nuestra mente funciona es lo que determina la calidad de nuestra experiencia” Matthieu Ricard


“Cada hombre es el escultor de su cerebro” Ramón y Cajal 
A muchas personas nos gustaría modelar nuestro cerebro y aprovechar la neuroplasticidad para ser más creativos, más positivos y dejar esa mala costumbre de dar vueltas y vueltas a tantos pensamientos negativos.
Vivimos en tiempos de grandes cambios…
“La Humanidad cambiará más en los próximos 20 años que en los 300 años anteriores” Gerd Leonhard
La Revolución Tecnológica que es exponencial, con cambios disruptivos, nos está obligando a replantearnos quienes somos, hacia dónde vamos y qué valor aportamos a la sociedad. Necesitamos rodearnos de equipos multidisciplinares, creativos, heterogéneos, que desarrollen su inteligencia colectiva, que planteen nuevas perspectivas, que fomenten un pensamiento crítico dentro de las organizaciones.
Necesitamos profesionales apasionados, positivos, curiosos, creativos, tenaces, con sentido del humor, que experimenten nuevos escenarios y vean el futuro lleno de posibilidades.

Mark Beeman neurocientífico de la Universidad Northwestern, que ha estudiado lo que sucede en el cerebro cuando tenemos nuevas ideas confirma que las personas con estados de ánimo positivos son mejores a la hora de generar ideas y resolver problemas.
Richard Davidson, neurocientífico, profesor de psicología y psiquiatría de la Universidad de Wisconsin-Madison demuestra que la corteza prefrontal, sede de la razón y de las funciones cognitivas de orden superior en el cerebro, tiene mucho que ver con nuestros estados anímicos y emocionales y desempeña un papel tan importante en las emociones como el sistema límbico. Un nivel elevado de actividad en la corteza prefrontal izquierda está asociado a las emociones positivas, a una mayor capacidad de resistencia ante las adversidades (resiliencia), frente a un nivel elevado de actividad en la corteza prefrontal derecha que está asociado a las emociones negativas y a perfiles más inhibidos y más depresivos.
Richard Davidson en su libro "El perfil emocional de tu cerebro" nos sugiere algunos ejercicios prácticos y sencillos, para cambiar nuestra actitud y activar nuestras emociones positivas:
1.    Escribir alguna característica positiva nuestra y de alguna persona con la que trabajemos habitualmente. Tres veces al día.
2.    Expresar gratitud siempre que podamos y cuando lo hagamos, mirar directamente a los ojos de la persona. Llevar un diario, al final del día, señalando las veces que has sentido una conexión sincera.
3.    Felicitar a los demás. Anotar en el diario cuando hayas sentido una conexión sincera
4.    Practicar Mindfulness con regularidad

Ser positivo es una actitud que se puede cultivar. La creatividad es el arte de experimentar nuevas formas de hacer, de actuar y de pensar. Date permiso para innovar.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Neuroliderazgo y Transformación Digital

¿Está nuestro cerebro preparado para la Transformación Digital?